Angiografía Cerebral

0
613

Angiografía Cerebral es un procedimiento que utiliza material de contraste y rayos X.

Su propósito es ver cómo fluye la sangre a través del cerebro.

¿Cuál es la forma en que se realiza el examen?

La angiografía cerebral se realiza en el hospital o en un centro de radiología.

  • Usted se acuesta sobre una mesa de rayos X.
  • Se ubica e inmoviliza la cabeza con una banda, cinta o bolsas de arena, de manera que usted NO la mueva durante el procedimiento.
  • Antes de comenzar el examen, se le administra un sedante suave para ayudarlo a que se relaje.
  • Se utiliza un electrocardiograma (ECG) para monitorear la actividad cardíaca durante el examen. Se colocarán unos parches adhesivos, llamados derivaciones, en los brazos y las piernas. Estos van conectados a la máquina de ECG por medio de alambres.

Una zona del cuerpo, generalmente la ingle, se limpia e insensibiliza con un anestésico local. Se coloca un tubo hueco y delgado llamado catéter a través de una arteria. El catéter se va subiendo cuidadosamente a través de los vasos principales de la zona del abdomen y el tórax hasta una arteria en el cuello.

«Las imágenes de rayos X ayudan al médico a guiar el catéter hasta la posición correcta.»

Una vez que el catéter está en su lugar, el tinte se envía a través de éste. Se toman radiografías para ver cómo se desplaza el tinte a través de la arteria y los vasos sanguíneos del cerebro. El tinte ayuda a resaltar cualquier obstrucción del flujo sanguíneo.

Algunas veces, una computadora elimina los huesos y los tejidos en las imágenes que se estén observando, de manera que sólo se ven los vasos sanguíneos llenos de tinte. Esto se denomina angiografía por sustracción digital (DSA, por sus siglas en inglés).

Después de tomar las radiografías, se retira el catéter. Inmediatamente se aplica presión sobre la pierna en el lugar de inserción durante 10 a 15 minutos para detener el sangrado o se utiliza un dispositivo para cerrar el pequeño agujero. Posteriormente se coloca un vendaje apretado. La pierna se debe mantener extendida durante 2 a 6 horas después del procedimiento. Observe la zona por si hay sangrado al menos durante las siguientes 12 horas. En raras ocasiones se utiliza una arteria de la muñeca en lugar de una arteria de la ingle.

La angiografía con catéter es menos usada hoy en día. Esto se debe a que la ARM (angiografía por resonancia magnética ) y la angiografía por tomografía computaricada proporcionan imágenes más claras.

Fuente: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003799.htm