Apnea del sueño

0
289

¿Qué es la apnea del sueño?

La apnea del sueño es un trastorno frecuente del sueño que se caracteriza por breves interrupciones de la respiración durante el sueño. Estos episodios por lo general duran 10 segundos o más y se presentan de forma repetitiva a lo largo de la noche. Las personas afectadas por la apnea del sueño se despiertan parcialmente en su lucha por respirar, pero por la mañana no estarán conscientes de la perturbación de su sueño. El tipo más frecuente de apnea del sueño es la apnea obstructiva del sueño, causada por la relajación de los tejidos blandos de la parte posterior de la garganta que bloquea el paso del aire. La apnea central del sueño está causada por irregularidades de las señales respiratorias normales del cerebro. Casi todos los afectados por la apnea del sueño tienen una combinación de los dos tipos. El principal síntoma del trastorno es la somnolencia excesiva durante el día. Los síntomas adicionales de la apnea del sueño incluyen sueño inquieto, ronquidos intensos (con periodos de silencio seguidos de jadeos), quedarse dormido durante el día, dolores de cabeza por la mañana, problemas de concentración, irritabilidad, olvido, cambios en el estado de ánimo o la conducta, ansiedad y depresión. No todos los que tienen estos síntomas tienen apnea del sueño, pero se recomienda que las personas que experimentan algunos de estos síntomas acudan a su médico para una evaluación. La apnea del sueño se presenta con más frecuencia en hombres que en mujeres, y en personas que tienen sobrepeso u obesidad.

¿Existe algún tratamiento?

Hay varios tratamientos para la apnea del sueño, dependiendo de la historia clínica y la gravedad del trastorno. Casi todos los regímenes de tratamiento comienzan con cambios del estilo de vida, como evitar el alcohol y los medicamentos que relajan el sistema nervioso central (por ejemplo, sedantes y relajantes musculares), bajar de peso y dejar de fumar. Algunas personas mejoran algo con almohadas especiales o dispositivos que impiden que duerman bocarriba, o aparatos orales para mantener la vía aérea abierta durante el sueño. Si estos métodos conservadores son inadecuados, los médicos a menudo recomiendan un aparato de presión positiva continua de la vía aérea (CPAP, por sus siglas en inglés), que consiste en conectarse una máscara facial a un tubo y una máquina que sopla aire a presión dentro de la máscara y a través de la vía aérea para mantenerla abierta. También hay procedimientos quirúrgicos que se pueden usar para extirpar tejidos y ampliar la vía aérea. Algunas personas pueden necesitar una combinación de las terapias para tratar con éxito su apnea del sueño.

¿Cuál es el pronóstico?

Si no se trata, la apnea del sueño puede llegar a ser mortal. La somnolencia excesiva durante el dia puede hacer que la gente se quede dormida en momentos inadecuados, como cuando están conduciendo un automóvil. La apnea del sueño también parece poner a las personas en riesgo de accidentes cerebrovasculares (ACV) y ataques isquémicos transitorios (también conocidos como «mini-ACV»), y se asocia con enfermedad coronaria, insuficiencia cardiaca, latidos cardiacos irregulares, ataques cardiacos e hipertensión arterial. Aunque no existe cura para la apnea del sueño, los estudios recientes indican que el éxito del tratamiento puede reducir el riesgo de problemas cardiacos y de la presión arterial.

Fuente:National Institutes of Health, DHHS