Beber vino con moderación, podría aminorar riesgo de demencia.

0
99
beber vino con moderación reduce las posibilidades de tener demencia.

Nuevo estudio indica que beber con moderación reduce riesgo de demencia.

Un nuevo estudio , sugiere que beber vino con moderación, podría aminorar riesgo de demencia en personas de la tercera edad.

Los autores  enfatizaron que los hallazgos no deben ser interpretados como una señal para beber libremente.

El estudio sólo encontró una asociación entre cierto consumo de alcohol ,principalmente vino,   y agudeza mental, no un es vínculo de causa y efecto.

Los investigadores siguieron a más de 1.300 adultos de 1984 a 2013. Vivían en un suburbio de clase media y alta en el condado de San Diego, California. La mayoría eran blancos con al menos alguna educación universitaria.

Sus habilidades de pensamiento y memoria (cognitivas) fueron evaluadas cada cuatro años.

Entre los hombres y las mujeres mayores de 85 años, los que bebieron cantidades moderadas de alcohol de cinco a siete días a la semana tenían el doble de probabilidades de no mostrar signos de demencia que los no bebedores, según el estudio publicado en agosto de la Revista de Alzheimer .

La bebida moderada se definió como hasta una bebida alcohólica al día para mujeres adultas de cualquier edad y hombres de 65 años o más, y hasta dos bebidas al día para hombres menores de 65 años.

La bebida pesada se definió como no más de tres bebidas alcohólicas por día para mujeres adultas de cualquier edad y hombres de 65 años o más, o cuatro bebidas al día para hombres menores de 65 años.

Estudios anteriores han encontrado un vínculo entre la ingesta moderada de alcohol y la longevidad.

“Este estudio es único porque consideramos que la salud cognitiva de los hombres y las mujeres a edad avanzada y encontró que el consumo de alcohol no sólo se asocia con la reducción de la mortalidad, pero con mayores posibilidades de permanecer cognitivamente saludable en la vejez”, dijo Linda McEvoy. Es profesora asociada en la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego.

“Es importante señalar que hubo muy pocos individuos en nuestro estudio que bebieron en exceso, por lo que nuestro estudio no muestra cómo el exceso de alcohol o de borrachera puede afectar la longevidad y la salud cognitiva en el envejecimiento”, dijo McEvoy

El consumo excesivo de alcohol durante un largo período es conocido por causar demencia relacionada con el alcohol.

Los investigadores enfatizaron que este estudio no sugiere que el consumo de alcohol es responsable de un menor riesgo de demencia. Señalaron que el consumo de alcohol, en particular el vino, se asocia con mayores ingresos y niveles de educación, que a su vez están vinculados a menores tasas de tabaquismo y enfermedades mentales, así como un mejor acceso a la atención médica.

“Este estudio muestra que beber moderadamente puede ser parte de un estilo de vida saludable para mantener la aptitud cognitiva en el envejecimiento”, Erin Richard, autor del estudio, dijo en el comunicado de prensa.

“Sin embargo, no es una recomendación para que todos beban”, agregó. “Algunas personas tienen problemas de salud que se agravan con el alcohol, y otros no pueden limitar su consumo de alcohol a sólo un vaso o dos por día.Para estas personas, beber puede tener consecuencias negativas”.

Richard es un estudiante en un programa de doctorado conjunto en salud pública en San Diego State University y UC San Diego.

FUENTE: Universidad de California, San Diego, comunicado de prensa, 1 de agosto de 2017