EPOC, Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

0
381
La EPOC es una enfermedad que produce dificultad respiratoria por daño de los bronquios y del pulmón. Muchas personas la conocen con el nombre de enfisema, que es el daño pulmonar, o bronquitis crónica, el daño bronquial.

¿Cómo se adquire la EPOC?

La causa más frecuente es el humo del tabaco.

¿Cuáles son sus síntomas?

Por largo tiempo la EPOC no produce molestias, por lo que su diagnóstico muchas veces es tardío. Los síntomas habituales son tos, flemas, y cansancio al hacer actividad física, los que los pacientes atribuyen a otras causas como tener muchas bronquitis, o estar en malas condiciones físicas.

¿Qué tan grave puede ser?

La EPOC va limitando la capacidad física llegando a producir dificultad para realizar las actividades básicas de la vida, como comer o vestirse. El daño producido puede ser irreversible. En sus últimos años los pacientes con EPOC grave viven solo para respirar.

Sin embargo la EPOC se puede prevenir y tratar.

¿Cómo sé si tengo EPOC?

El diagnóstico se sospecha por los síntomas descritos en personas que fuman, y se confirma con un examen de capacidad respiratoria llamado espirometría.

 

¿Cómo sé trata la EPOC?

Lo primero es dejar de fumar antes que sea tarde. Hoy existen tratamientos efectivos y seguros para lograrlo. Cuando la enfermedad produce molestias se utilizan inhaladores bronco dilatadores. En etapas más avanzadas el uso de oxígeno y los programas de acondicionamiento o rehabilitación física son de gran ayuda.

Por otro lado, en el tratamiento de este tipo de enfermedades la industria de la salud está en constante innovación y desarrollo de medicamentos que sean más efectivos, accesibles y con menos efectos secundarios, tal como el reciente genérico de propionato de fluticasona que FDA aprobó el pasado 30 de enero del 2019.

¿Qué hacer?

  • Dejar de fumar y evitar la exposición al humo del tabaco.
  • Consulte sobre el chequeo respiratorio para fumadores.
  • Consulte sobre el programa para dejar de fuma.
  • Consulte sobre el programa de rehabilitación pulmonar

FUENTE: Clínica las Condes