Se encuentran nuevas promesas de mejorar el diseño de medicamentos para las formas más comunes de cáncer.

Los investigadores de NIH informan la primera estructura 3D de las enzimas DHHC es la primera estructura tridimensional de las proteínas DHHC (enzimas involucradas en muchos procesos celulares, incluido el cáncer) ésta explica cómo funcionan y puede ofrecer un modelo para diseñar fármacos terapéuticos. Los investigadores han propuesto bloquear la actividad DHHC para aumentar la efectividad de los tratamientos de primera línea contra las formas comunes de cáncer de pulmón y de mama. Sin embargo, actualmente no hay medicamentos con licencia que se dirijan a enzimas DHHC específicas. El estudio, dirigido por investigadores del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD), aparece en el último número de Science. NICHD es parte de los Institutos Nacionales de Salud.

Las enzimas DHHC, también llamadas palmitoiltransferasas, modifican otras proteínas uniéndolas a una cadena de lípidos, o ácidos grasos, de diferentes longitudes. Esta modificación, llamada palmitoilación, puede cambiar muchas propiedades de una proteína diana, como su estructura, función y ubicación dentro de una célula. Los investigadores estiman que casi 1.000 proteínas humanas se someten a la palmitoilación, incluidos los receptores del factor de crecimiento epidérmico (EGFR). Un EGFR bien conocido es HER2, que está sobre activado en formas agresivas de cáncer de mama. Los EGFR también se pueden activar de forma excesiva en el cáncer de colon y en el cáncer de pulmón de células no pequeñas, el tipo más común de cáncer de pulmón. El estudio actual detalla las estructuras de una enzima humana DHHC, DHHC20, y la versión del pez cebra de otra enzima DHHC, DHHC15. Es importante destacar que DHHC20 es la enzima que palmitoila EGFR.

Estudios previos han demostrado que el bloqueo del DHHC20 hace que las células cancerosas sean más vulnerables a los tratamientos existentes aprobados por la FDA que se dirigen al EGFR. Por lo tanto, comprender la estructura de DHHC20 puede ser importante para tratar cánceres dirigidos por EGFR.”Las mutaciones en las enzimas DHHC se asocian con varios cánceres y trastornos neurológicos”, según Anirban Banerjee, Ph.D., autor principal del estudio y jefe de la Unidad de Biología Estructural y Química de Proteínas de Membrana del NICHD. “Nuestro estudio ofrece un punto de partida para el desarrollo de inhibidores DHHC20 que pueden ayudar

en el tratamiento de cánceres comunes y avanzar en el campo de la palmitoilación de proteínas”. El Dr. Banerjee y sus colegas identificaron un componente estructural, una cavidad, de DHHC20 que influye en la longitud de su cadena lipídica. Las mutaciones que alteraron el tamaño relativo de esta cavidad provocaron que el DHHC20 usara cadenas lipídicas más cortas o más largas, lo que presumiblemente cambia los efectos de la palmitoilación en una proteína diana.

Los investigadores proponen que la estructura de este sitio explica por qué las diferentes enzimas DHHC utilizan ciertas cadenas de lípidos para modificar las funciones de otras proteínas. También ofrece información sobre cómo múltiples enzimas trabajan juntas en estados de salud y enfermedad.

 

 

 

Artículo realizado por : Rana MS, Kumar P, Lee CJ, Verardi R, Rajashankar KR y Banerjee A. Fatty acyl reconocimiento y transferencia por una membrana integral S-acyltransferase. Science DOI: 10.1126 / science.aao6326 (2018).

Fuente : NIH USA

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Anuncios