Estudio identifica 44 factores de riesgo genéticos para la depresión mayor

0
485

Un estudio sin precedentes identifica 44 factores de riesgo genéticos para la depresión mayor. El estudio, realizado por el Psychiatric Genomics Consortium y codirigido en Reino Unido por King’s College London, es el mayor estudio hasta la fecha de los factores de riesgo genéticos para la depresión mayor.

Esta información fue publicado en Nature Genetics , la investigación encuentra que la base genética para la depresión mayor se comparte con otros trastornos psiquiátricos como la esquizofrenia, y que todos los seres humanos tienen al menos algunos de los 44 factores de riesgo genéticos identificados en el estudio. Un número significativo de las variantes genéticas identificadas en el estudio están directamente relacionadas con los objetivos de los medicamentos antidepresivos actuales. El análisis de los datos también sugiere que tener un IMC más alto está relacionado con un mayor riesgo de depresión mayor. Estudios previos han tenido dificultades para identificar más de un puñado de variantes genéticas asociadas con la depresión. Al combinar siete conjuntos de datos separados, el equipo de investigación incluyó datos sobre más de 135,000 personas con depresión mayor y más de 344,000 controles.

El estudio fue un esfuerzo global sin precedentes de más de 200 científicos que trabajan con el Consorcio de Genómica Psiquiátrica, y fue dirigido por la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad de Queensland en Australia. La profesora Cathryn Lewis y el Dr. Gerome Breen del King’s College London encabezaron la contribución del Reino Unido, junto con científicos y psiquiatras de las Universidades de Edimburgo, Cardiff y UCL.

«Con este estudio, la genética de la depresión ha avanzado a la vanguardia del descubrimiento genético», dice el Dr. Breen, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia (IoPPN) del King’s College de Londres. «Las nuevas variantes genéticas descubiertas tienen el potencial de revitalizar el tratamiento de la depresión mediante la apertura de vías para el descubrimiento de nuevas y mejores terapias».

La depresión mayor afecta aproximadamente al 14% de la población mundial y es el mayor contribuyente a la discapacidad a largo plazo en la población general en todo el mundo. Sin embargo, solo la mitad de los pacientes responden bien a los tratamientos existentes.

«La depresión es un trastorno increíblemente común que afecta a millones de personas en el Reino Unido», dice el profesor Lewis de IoPPN, quien lidera los esfuerzos para llevar a cabo estudios internacionales aún más grandes.

«Este estudio arrojó una luz brillante sobre la base genética de la depresión, pero es solo el primer paso», agregó el profesor Lewis. «Necesitamos más investigación para descubrir más de los fundamentos genéticos, y para entender cómo la genética y los factores de estrés ambientales trabajan juntos para aumentar el riesgo de depresión».

En el Reino Unido, el trabajo fue financiado en parte por el Centro de Investigación Biomédica del Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR) en South London y Maudsley NHS Foundation Trust y King’s College London, y el Medical Research Council.

Fuente: Nature Genetics