Osteoporosis

0
86

La Osteoporosis

La Osteoporosis, es una enfermedad que adelgaza y debilita los huesos. Sus huesos se vuelven frágiles y se quiebran fácilmente, especialmente los de la cadera, espina vertebral y muñeca. En Estados Unidos, millones de personas padecen osteoporosis o están en alto riesgo debido a baja densidad ósea.

Cualquier persona puede desarrollar Osteoporosis, pero es más común en mujeres adultas mayores. Los factores de riesgo incluyen:

  • El envejecimiento
  • Ser de talla pequeña y delgada
  • Antecedentes familiares de osteoporosis
  • Tomar ciertos medicamentos
  • Ser mujer de raza blanca o asiática
  • Tener baja densidad ósea

La Osteoporosis no provoca síntomas y suele pasar desapercibida, motivo por el cual se la ha denominado «la epidemia silenciosa». Las manifestaciones clínicas de la osteoporosis aparecen como consecuencia de sus complicaciones: las fracturas. Sin embargo, existe el error extendido de considerar que la pérdida de masa ósea provoca dolores musculoesqueléticos.

Esta afección se produce sobre todo en mujeres, amenorreicas o posmenopáusicas debido a la disminución de la producción de estrógenos por los ovarios y otras carencias hormonales. No obstante, hay un número considerable de causas de osteoporosis a cualquier edad que no suelen ser reconocidas ni valoradas, entre las que destacan la enfermedad celíaca, la gammapatía monoclonal de significado incierto, la insuficiencia renal, la diabetes mellitus y la acidosis tubular renal. Otros factores que aumentan el riesgo de presentar osteoporosis son la deficiencia de calcio y vitamina D por malnutrición, el consumo de tabaco, alcohol y la vida sedentaria. La práctica de ejercicio físico y un aporte extra de calcio antes y después de la menopausia favorecen el mantenimiento óseo. Es también recomendable una dieta adecuada.Un examen de densidad mineral ósea es la mejor manera de controlar la salud de sus huesos.

Para mantener huesos resistentes, consuma una dieta rica en calcio y vitamina D, practique ejercicios y no fume. Si es necesario, existen medicamentos que pueden ayudar. Es importante también evitar las caídas, la principal causa de fracturas en personas mayores.